viernes, 8 de septiembre de 2017

Cuatro secuencias didácticas para el desarrollo de la competencia lectora en Secundaria (pero no solo)

Me hace mucha ilusión abrir este nuevo curso compartiendo los materiales que durante los tres últimos años hemos elaborado un equipo de cuatro profesoras de Lengua y Literatura de diferentes institutos de la madrileña Sierra de Guadarrama. Gracias de corazón a mis amigas Ángeles Bengoechea, Rosa Linares y Flora Rueda, así como a Maribel García, quien con tanto mimo como paciencia ha hecho posible esta publicación online.
Se trata de cuatro secuencias didácticas cuyo principal objetivo es el desarrollo de la competencia lectora del alumnado de secundaria, desde la premisa freiriana de ligar la lectura de la palabra y la lectura del mundo. Cada uno de ellos se centra en un tema que consideramos de interés para el alumnado y de relevancia para el bien común y escoge como hilo conductor, tanto las actividades de recepción como de producción, determinados géneros discursivos. La mirada feminista y ecológica, el afán de diálogo intercultural, la apuesta irrenunciable por un suelo ideológico anclado en los derechos humanos y sociales son los pilares sobre los que se levantan los itinerarios que presentamos.

Aunque los módulos no están adscritos a un curso determinado sí es cierto que tanto por su tema como por la complejidad de los textos o las tareas requeridas pueden resultar más adecuados para unas edades u otras. Nadie mejor que el docente para seleccionar y articular aquellos más adecuados al contexto escolar en que desempeñe su labor. Los presentamos de manera sucinta en orden creciente de complejidad.
1. Mitos de aquí y de allá ofrece un recorrido por diferentes relatos fundacionales de diversas tradiciones culturales: la tradición oral africana, la mitología clásica, la Biblia, el Popol Vuh, el Mahabhárata (la gran epopeya de la cultura india) y Las mil y una noches. El itinerario se centra en los textos narrativos y busca tanto suscitar el disfrute con unos relatos que aún hoy nos cautivan como contribuir a leer con mirada crítica tantos estereotipos sexistas, clasistas, racistas, etc. presentes en la narrativa de ayer y hoy.
2. Por los derechos civiles combina textos de carácter expositivo y argumentativo centrados en la lucha por los derechos civiles de colectivos cuya diferencia se ha traducido en desigualdad, discriminación y violencia por parte de los grupos hegemónicos a lo largo de la historia.
3. Detrás de la ropa se detiene en diversos géneros periodísticos (noticias, entrevistas, reportajes, etc.) y aborda el impacto que el proceso de fabricación de la ropa tiene tanto en quienes la producen como en el medio ambiente, sin olvidar los movimientos de resistencia que persiguen un comercio más justo y un consumo más responsable.
4. Cerca de la distopía se pregunta en qué medida se han hecho realidad las grandes distopías del siglo XX: 1984 o la vigilancia absoluta, Un mundo feliz o el entretenimiento perpetuo, Farenheit 451 o un mundo sin libros.
La estructura de cada una de estas secuencias didácticas es la siguiente:
  • Un conjunto de textos variados (orales y escritos, impresos y digitales, textuales e hipertextuales, verbales e icónicos, continuos y discontinuos, etc.), con atención preferente a determinados géneros discursivos en cada itinerario.
  • Una guía de comprensión lectora para cada uno de ellos que atiende al antes, al durante y al después de la lectura. De lo que se trata es de anticipar dificultades, ofrecer ayudas, y ante todo transferir paulatinamente a los estudiantes el control sobre los propios procesos de comprensión y producción oral y escrita.
  • Una propuesta de trabajo final que gira en torno a los diferentes géneros discursivos dominantes en nuestra vida personal, social, académica o profesional: un narración oral, un reportaje, una argumentación oral monologada, un debate. Este "producto final" puede ser de carácter escrito, oral o audiovisual, pero indudablemente su elaboración entrañará en cualquier caso un cuidadoso proceso de escritura, también debidamente tutelado.
Los materiales están colgados en la red bajo una licencia Creative Commons y quisieran convertirse en espuela que anime al profesorado a no rendirse, a resistir el brutal embate de quienes no ven en la educación sino un suculento nicho de mercado y pretenden colonizar no solo la propiedad de los centros sino también la conciencia de quienes los habitamos. Si queremos escapar a las sombras que Orwell, Huxley y Bradbury anticiparan, la escuela -y con ella los materiales curriculares y los escenarios de aprendizaje que propongamos en las aulas- deben convertirse en prácticas de resistencia.
Hacédeselos llegar por tanto a quienes creáis puedan estar interesados. ¡Gracias!


jueves, 8 de junio de 2017

Nuestro libro, ya en la red: Collado Villalba, lugar de acogida

Uno de nuestros primeros trabajos del curso, aquellas Cartas marruecas del siglo XXI, está a punto de ver la luz. El Ayuntamiento de Collado Villalba lo publicará en papel en las próximas semanas. Antes de que el curso concluya hemos querido subirlo también a la red para dejar con él testimonio de esta andadura conjunta. Collado Villaba, lugar de acogida, ha sido el título definitivo. Disfrutadlo.





lunes, 22 de mayo de 2017

Constelaciones literarias: la guerra civil española



- [...] Lo único que dije fue que me preocupan estos niños.
- Déjalos, ya crecerán y tal vez lo que hicimos no haya sido en vano.
- ¿Qué dirán cuando se enteren de esto que está pasando? ¿De este fin que les legamos sin querer?
- No te preocupes. No se lo contarán y, si lo hacen, será de tal manera que nos les quedarán ganas de saber de nosotros. Lo tendrán que redescubrir todo por sí mismos.
Max Aub, Campo de los almendros



"Aquellos a quienes la guerra silenció con el exilio siguen hoy doblemente silenciados y acallados en la escuela: el Sender de Mr. Witt en el Cantón, que proyecta sobre la utopía cantonal de la Primera República el clima político que percibía en la España de 1935 y lanza un alegato inequívoco en defensa de la dignidad humana, del valor de cada vida humana; o el Sender de Contraataque, un reportaje de guerra que sobrecoge en su contención cuando sabemos que al hilo de su escritura el novelista tuvo noticia del fusilamiento de su esposa en Zamora. El Arturo Barea de La forja de un rebelde, una trilogía que debiera ser lectura inexcusable en el bachillerato, en las facultades de Historia y de Filología: la crónica de quien sin renunciar a un claro y explícito emplazamiento político y moral – esclarecedora radiografía de los prolegómenos y la realidad misma de la guerra- no elude tampoco denunciar la barbarie de "los suyos" ni reconocer la bonhomía de "los otros" cuando la vida le da de bruces con una u otra, sin caer por ello en impostadas equidistancias. O los Campos de Max Aub, pintura vívida de la crueldad y el dolor que corta en tajos tantas biografías; denuncia también del destino que a tantos compatriotas aguardaba más allá de los Pirineos. "

jueves, 18 de mayo de 2017

"Decidme cómo es un árbol" (Marcos Ana)

Decidme cómo es un árbol,
contadme el canto de un río
cuando se cubre de pájaros.
Habladme del mar, habladme
del olor ancho del campo,
de las estrellas, del aire.
Recitadme un horizonte
sin cerradura y sin llaves,
como la choza de un pobre.

Decidme cómo es el beso
de una mujer. Dadme el nombre
del amor, no lo recuerdo.

¿Aún las noches se perfuman
de enamorados con tiemblos
de pasión bajo la luna?

¿O solo queda esta fosa,
la luz de una cerradura
y la canción de mis losas?

Veintidós años... Ya olvido
la dimensión de las cosas,
su olor, su aroma... Escribo
a tientas: "el mar", "el campo"...
digo bosque y he perdido
la geometría del árbol.

Hablo, por hablar, de asuntos
que los años me borraron

(no puedo seguir, escucho
los pasos del funcionario)

martes, 16 de mayo de 2017

"Detrás de aquella puerta" (Olga Orozco)

Olga Orozco fue la poeta elegida por Lucía. Puso voz a estos versos en el recital y los iluminó para nosotros en la antología colectiva con el comentario que transcribimos.
En algún lugar del gran muro inconcluso está la puerta,
aquella que no abriste
y que arroja su sombra de guardiana implacable en el revés de todo tu destino.
Es tan sólo una puerta clausurada en nombre del azar,
pero tiene el color de la inclemencia
y semeja una lápida donde se inscribe a cada paso lo imposible.
Acaso ahora cruja con una melodía incomparable contra el oído de tu ayer,
acaso resplandezca como un ídolo de oro bruñido por las cenizas del adiós,
acaso cada noche esté a punto de abrirse en la pared final del mismo sueño
y midas su poder contra tus ligaduras como un desdichado Ulises.
Es tan sólo un engaño,
una fabulación del viento entre los intersticios de una historia baldía
refracciones falaces que surgen del olvido cuando lo roza la nostalgia.
Esa puerta no se abre hacia ningún retorno;
no guarda ningún molde intacto bajo el pálido rayo de la ausencia.
No regreses entonces como quien al final de un viaje erróneo
-cada etapa un espejo equivocado que te sustrajo el mundo-
descubriera el lugar donde perdió la llave y trocó por un nombre confuso la consigna.
¿Acaso cada paso que diste no cambió, como en un ajedrez,
la relación secreta de las piezas que trazaron el mapa de toda la partida?
No te acerques entonces con tu ofrenda de tierras arrasadas,
con tu cofre de brasas convertidas en piedras de expiación;
no transformes tus otros precarios paraísos en páramos y exilios,
porque también, también serán un día el muro y la añoranza.
Esa puerta es sentencia de plomo; no es pregunta.
Si consigues pasar,
encontrarás detrás, una tras otra, las puertas que elegiste.

Num. 14 de
La noche a la deriva (1984)